Posteado por: entornolocal | marzo 5, 2008

Es la hora de los emprendedores

La revista Contexto de Tucumán publicó en su edición de Enero de 2008, una interesante y breve editorial titulada “Es la hora de los emprendedores”, cuya autoría pertenece a Tomás Luciani, la cual reproducimos a continuación:

“El éxito o el fracaso no depende de terceros. El éxito no está en manos del gobierno de turno, ni de la situación nacional o internacional, ni de la situación económica, ni de los vecinos, ni de los amigos, ni de la familia”, subraya Gerardo Saporosi, uno de los máximos expertos en marketing de nuestro país. “Su éxito o su fracaso tiene un solo autor: usted mismo. No hay que buscar chivos expiatorios”, remarca el especialista. La principal revolución se debe producir adentro nuestro. Dejemos de responsabilizar a los demás y comencemos a ser constructores de nuestro destino. Para tener éxito debemos descubrir el puente entre lo que somos capaces de dar y lo que la sociedad necesita. El valor de nuestro trabajo lo cotiza la sociedad y nos premia o nos castiga según los resultados. Tenemos que tomar una decisión fundamental: debemos elegir si nos pasaremos la vida murmurando y quejándonos sobre “lo difícil que está todo”, o tendremos el coraje para pasar a la acción. En Tucumán como en todo el mundo paulatinamente se está pasando de una “sociedad de empleados” a una “sociedad de autoempleo”. En el siglo XX, la “carrera” de una persona pasaba por su incorporación a una empresa u oficina pública donde transcurría toda su vida laboral hasta su jubilación. La desvinculación era sólo para circunstancias excepcionales y si la persona tenía un desempeño discreto aseguraba su ingreso a fin de mes. Hoy, ese mundo se ha venido irreversiblemente abajo. Las empresas achican cada vez más sus organizaciones. Esta tendencia reclama una actitud diferente en los buscadores de empleo. “Yo soy mi propio negocio”, es la fórmula que aconsejan los expertos. Hay que actualizar el marketing personal, capacitarse y reforzar nuestra capacidad competitiva. Es hora de apostar las fichas a la cultura emprendedora, como la única fuerza capaz de generar empleo y riqueza genuina.

El primer párrafo del texto, en el que se cita a un especialista en marketing, contiene una afirmación fundamental en la cultura emprendedora: Una vez que un individuo toma la desición de comenzar un emprendimiento productivo, solo él es responsable de sus fracasos y el artífice de sus éxitos. Es su deber recaudar la mayor cantidad posible de información y asesorarse en los campos del conocimiento que no maneje, de tal manera que minimize los posibles errores o pueda anticiparse a situaciones que hagan peligrar su incipiente negocio.

Sin embargo, esta afirmación tiene ciertas dotes de ingenuidad: Supongamos que un individuo recibe un estímulo para realizar un emprendimiento productivo. Focaliza todo su esfuerzo en recaudar la información necesaria y diseña un plan de negocios consistente y realista, minimizando las influencias aleatorias. Tiene conocimientos y experiencia en el emprendimiento en que está a punto de embarcarse, sabe del negocio, es enérgico, decidido y creativo, puede resolver problemas en forma satisfactoria rápidamente. ¿Está destinado al éxito?, parece bastante probable.

Ahora bien, supongamos que se produce una intervención gubernamental en los precios de los productos que él ofrece, dejándolo sin margen de beneficios. Las reglas del juego cambiaron en el medio de la partida, y a este emprendedor aparentemente idóneo le tocó perder.

Esta situación no sería extraña en un país con escaso respeto a las instituciones y donde muchos contratos no son acatados (piedras angulares del crecimiento). La discrecionalidad se ha vuelto moneda corriente en las políticas monetarias y fiscales. Cuando las reglas del juego cambian, este se vuelve sumamente injusto.

En mi opinión, aún cuando el primer párrafo del texto citado peque de ingenuo, no deja de ser verdad que el emprendedor es el único responsable de su éxito o fracaso. Con los conocimientos adecuados, ciertos factores pueden preveerse. El emprendedor idóneo sabía mucho del negocio, pero no estaba lo suficientemente informado respecto a los factores exógenos a su emprendimiento. Cuando las reglas no cambiaron en el pasado, estos factores son imprevisibles y muy dificilmente se detecten sus consecuencias sin conocimiento especializado. Pero en país como Argentina, con un largo y nutrido historial de intervenciones gubernamentales en el mercado, no considerar de antemano este tipo de situaciones es prácticamente un suicidio comercial.

La era del emprendedor amateur ha terminado hace bastante, cualquier negocio requiere un conjunto sólido de conocimientos interdisciplinarios e información actualizada respecto a la situación del mercado y del país. La clave está en el asesoramiento.

Fabio Andina


Responses

  1. Muy bueno. Aunque el artículo citado hace una clara referencia a un problema social y a la necesidad de una iniciativa propia, es lógico, como se plantea, que el equilibrio y por lo tanto el éxito estará dado por la intervención a distintas escalas institucionales, me pareció barbaro, excelente enfoque. Saludos.

  2. Felicito a la universidad de san pablo por tener la iniciativa de brindar a la sociedad articulos y notas fomentando el desarrollo empresarial. Muy buen articulo!!!

  3. Es muy interesante tu enfoque y la importancia que le das al contexto, con sus leyes, inestabilidades institucionales y particularidades. En mi opinion, un emprendedor depende de dos campos bien diferenciados; por un lado sus caracteristicas personales y su actitud, y por el otro, el contexto en el que se desempeña. Pero estos dos campos lejos estan de separarse, se entrecruzan y en definitiva conforman lo mismo. El emprendedor debera identificar oportunidades en el contexto en el que se mueve, debera sortear las dificultades que se les presenta con actitudes emprendedoras. La importancia de leer el contexto no hara mas que fortalecer las ideas de negocios, sobre todo teniendo en cuenta que por lo general es en este contexto donde tengo que vender, donde desarrollare mis productos o servicios y donde contratare la mano de obra. Muy interesante tu reflexion.

  4. Es muy bueno el comentario ya que para emprender en nuestro pais dependemos mucho de la mala administracion de nuestros gobernantes y el desequilibrio de la economia. Saludos

  5. Muchas gracias por toda la informacion que brindan. Los felicito.

  6. Realizar un analisis completo sobre la situacion economica (y sus posibles fluctuaciones) es fundamental para el funcionamiento favorable de un emprendimiento. Estoy totalmente de acuerdo de que es necesario asesorarse con gente preparada en este campo. Gracias por el punto de vista!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías